derechodecancelacic393n0aderechoderectificacic393n0a-0aconocetusderechos-default

Dentro de los derechos que la Ley Orgánica de Protección de Datos reconoce a los ciudadanos para que podamos controlar el uso que se hace de nuestros datos, se encuentran los de cancelación y rectificación. Con el derecho de rectificación podemos pedir que se modifiquen aquellos datos inexactos o incompletos y con el de cancelación la eliminación de los datos que sean inadecuados o excesivos.

Estos derechos están conectados con el principio de calidad de los datos del artículo 4 de la LOPD, según el cual, los datos de carácter personal serán exactos y puestos al día de forma que respondan con veracidad a la situación actual del afectado.
Como todos los derechos recogidos en la LOPD, los de rectificación y cancelación son derechos personalísimos y la petición deberá dirigirse directamente a la empresa o profesional que disponga de nuestros datos, indicar a qué datos se refiere y la corrección que sea necesaria realizar, o qué datos deben ser cancelados, adjuntando la documentación justificativa de lo solicitado, en su caso.
Nuestra solicitud debe obtener una respuesta en el plazo máximo de 10 días desde su recepción, tanto si es estimada como si no, incluso en el caso de que no dispongan de datos personales que nos afecten. Si no se recibe contestación en ese plazo o la misma no es satisfactoria, se puede reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos.
La cancelación no supone la supresión de los datos, si no su bloqueo, es decir, el cese en el tratamiento de los mismos, pero serán conservados, tal y como marca la LOPD, a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales mientras no transcurra el plazo de prescripción de las posibles responsabilidades surgidas de dicho tratamiento.
También hay que tener en cuenta que hay casos en los que no se puede proceder a la cancelación de los datos por el mero hecho de que lo solicite el interesado ya que su tratamiento se haya legitimado, e incluso impuesto, por la Ley, como sucede con las historias clínicas, las cuales deben ser conservadas durante al menos 5 años según establece la Ley de Autonomía del Paciente (Ley 41/2002, de 14 de noviembre).
Aquí os compartimos los enlaces de la Agencia Española de Protección de Datos al Derecho de cancelación y de rectificación:
Esperamos haberos ayudado con esta información y para cualquier aclaración, duda o aportación no dudéis en dejarnos un comentario.
Estamos también en FacebookTwitter y Google+.
Rodolfo Suárez García
rodolfo@grupoiwi.com
No hay comentarios

Deja tu comentario